Si William Shakespeare despertara por una sola vez de su sueño eterno, y de pronto se encontrara ante un escenario donde se está representado su obra “Hamlet” por la compañía de Teatro Clásico de Sevilla, sabría que todas las horas que pasó dando forma a esa historia, que todos los quebraderos de cabeza que le debió suponer, merecieron la pena, sólo por apreciar una vez tal maravilla.

Hablar de esta obra, y a la vez, hablar de esta compañía es hablar de rozar un poco más allá de lo perfecto.

Una escenografía que deja espacio a tu imaginación pero que también, te embauca en un espacio cerrado y a la vez abierto. Un sonido limpio y a veces sobrecogedor. Una iluminación perfecta, ambientando cada rincón del teatro.

Una adaptación dirigida y llevada a cabo por Alfonso Zurro, quién nos muestra una visión de un Hamlet puro, sin tapujos ni miedos. Un Hamlet digno de ser apreciado por todas y cada una de las personas de nuestra ciudad.

Sin duda el reparto de actores y actrices no podía ser menos que sobresaliente, pero me pararé especialmente en su protagonista. Pablo Gómez-Pando que da vida a Hamlet, su manera de actuar, de moverse por un escenario, su rostro, su poder de transformación crea enseguida un sentimiento de empatía directo con el espectador. Sabe cómo hacernos disfrutar, cómo inculcarnos y hacernos sentir y sufrir, lo que él mismo sufre.

Un Hamlet, que cree estar loco o demasiado cuerdo, que nos lleva por una de las historias más emblemáticas del gran maestro y escrito Shakespeare. Y es que hablar de teatro nunca fue fácil, y menos cuándo nos encontramos ante tal majestuosidad. Una obra cargada de galardones, y es que no es fácil llegar, a donde todos ellos están llegando. Les respaldan: 8 premios Lorca, 6 premios Escenarios, 3 premios ADE, Premio a mejor espectáculo feria del teatro de Palma del Río 2016, Premio Canal Sur artes escénicas a don Alfonso Zurro y 6 nominaciones a los premios MAX.

Sin duda, este amplio repertorio de premios y nominaciones hablan por si solos, y es que las cosas que son buenas de verdad, son las mismas que dejan sin palabras.

Vuelven a Sevilla, su ciudad natal, del 2 al 5 de Marzo, podremos disfrutar de dicha obra en el teatro Lope de Vega, las entradas ya están a la venta, aunque debes andarte con prisas si quieres hacerte con una de ellas.

Dejar pasar esta oportunidad, es cómo privarle a un ciego de que vea, aunque sólo sea por una vez en su vida. Hamlet, atrapa, enamora e incluso encela. No volverás a apreciar el teatro de la misma manera, porque gracias a esta obra, el teatro cobra otra dimensión.

Gracias a todos y cada uno de los componentes que hacen que el buen teatro siga existiendo, que la cultura nos siga abrazando y embriagando, porque aquí no cuestionamos si de trata de ser o no ser, aquí demostráis una vez más, que no habrá jamás escenario tan grande, ni aplausos que resuenen tan fuerte, como los que esta obra merece.

 

 

Dejar respuesta