Las organizaciones estudiantiles consiguieron convocar en Enero una huelga general para ayer 9 de Marzo y, de esta forma, pedir al Gobierno un acuerdo social por el Pacto Educativo. Una hoja de ruta que muestre las peticiones que exigen los sindicatos en la educación. Entre las cuestiones solicitadas, se encuentra la derogación de la Lomce y califican de “inaceptable” el recurso en el Tribunal Constitucional que pretende impedir que el Congreso tramite una iniciativa legislativa encaminada a suspender la ley.

Pues bien, tras 1 mes y medio, llegó el día de demostrar que los alumnos estaban realmente inquietos por lo que se viene encima. Y, como era de esperar, ocurrió lo de siempre. Mientras un grupo reducido de alumnos se preocupaban por convocar esta huelga y luchar por los derechos de los estudiantes, otros se pegaban el puente en “Capote” bebiendo. Imaginamos que brindando por esos “revolucionarios” que consiguieron quitarles un día de clase en esta semana. O todos juntos, o nada. Así es imposible.

Dejar respuesta