Sergio León volvía al Betis después de que el club verdiblanco depositara la cláusula de rescisión de 3,5 millones al Osasuna. El jugador llegó con ganás e incluso reconoció que su objetivo era marcar 15 goles. Canterano y bético reconocido, ya lleva 395 minutos jugados y 3 goles (en los 5 partidos). Está demostrando ilusión, garra y compromiso junto a todo el vestuario. Este buen ambiente se denota en las redes sociales de algunos jugadores como Víctor Camarasa, Andrés Guardado y el mismo Sergio León. Dicen que entre broma y broma, la verdad asoma. Pues en este caso podemos certificar que el cordobés es bético y de corazón. Camarasa le grababa con la app de instagram y nos pudimos fijar en la simpática y curiosa funda de su móvil. Ésta posee una foto en la que aparece con su mujer e hijos. Dicha instantánea se remonta al día de su presentación. Además, en el margen izquierdo aparece una especie de slogan que dice así: “Trabajo, humildad, éxito”. Posiblemente sea el lema del vestuario en este año. Sin duda, una curiosidad que encantará muchísimo a los béticos.

Dejar respuesta