El Juzgado de lo Mercantil número 1 de Sevilla ha declarado la nulidad de la suscripción del 31,38 por ciento de las acciones del Betis por parte de Farusa en junio de 1992.

La nulidad de este 31,38 por ciento de las acciones provocará que el club verdiblanco tenga que hacer una ampliación del capital por esta cantidad para que las acciones sean puestas a disposición de los béticos.

Descarga aquí la sentencia de 76 páginas: AQUÍ

Dejar respuesta