Primera victoria del Real Betis de Víctor que pone fin a 4 meses sin ganar fuera de casa, la última con Poyet en el banquillo. El Real Betis saltó al campo con un once inicial atípico, pasando del 5-3-2 habitual al 5-4-1 con más de 4 cambios en un once con poco fútbol. El técnico madrileño dejó fuera de la lista de convocados a Rubén Castro.

El encuentro empezaba con un minuto de silencio por el reciente fallecimiento de un gran luchador contra la leucemia, Pablo Ráez, minuto respetado por ambas aficiones como era de esperar. A pesar de la humillación de Granada y la derrota en El Gran Derbi, medio millar de béticos se desplazaron en un día especial hasta la Costa del Sol para apoyar al equipo, -menos mal que estos béticos no tuvieron el mismo viaje de vuelta que los desplazados a Granada-, el equipo estrenaba equipación con rayas horizontales para conmemorar el Día de Andalucía. Tras una primera parte desastrosa marcada por el dominio local y el fatídico error de Alin Tosca que generó el primer gol del equipo malacitano, llegó la segunda parte y con ella el primer cambio del partido. Víctor dio entrada a Dani Ceballos, que lavó completamente la cara al equipo. Con la estrada del utrerano el Real Betis no tardó en empatar -ni 3 minutos-, tras un brillante pase de Brasanac a Jonas Martin que se quedó solo para batir al meta Kameni y firmar así las tablas en el marcador. Un par de llegadas con peligro de los locales inquietaron tanto a Adán como a los aficionados béticos desplazados. Llegado al último cuarto de hora y con la entrada de Alex Alegría que supuso un cambio en el sistema del equipo, un nuevo error defensivo, en esta ocasión de Luis Hernández que asiste a Sanabria para que ponga el 1-2 definitivo en el marcador y completar la remontada verdiblanca.

Victoria del Real Betis sin dar síntomas de saber jugar al fútbol en la primera mitad y con una cierta mejora en la segunda con la entrada de un Dani Ceballos ‘castigado’, quien volvió a demostrar que es indispensable, sin él, el Real Betis no juega a nada. Sin olvidar las derrotas en Los Cármenes y en el derbi, el equipo trabaja ya con la mirada puesta en el partido del Viernes frente a la Real Sociedad.

Dejar respuesta