Fuente: mundodeportivo

Real Betis y Sevilla Fútbol Club se volvían a encontrar las caras en el Benito Villamarín para brindar a la ciudad hispalense el ‘Gran Derbi’ del fútbol andaluz y español. Un duelo vibrante y pasional del cual el Sevilla ha vuelto a obtener los tres puntos (1-2) tras una remontada épica ante un Betis con garra y sazón. Los nervionenses logran situarse en lo más alto junto al Real Madrid mientras que los heliopolitanos permanecen en una zona peligrosa de la tabla

El sábado 25 de febrero estaba marcado en el calendario de muchos béticos y sevillistas como una de las citas más importantes e ineludibles del nuevo año y de la temporada en general, puesto que era el derbi, ese enfrentamiento que se da entre dos equipos con una rivalidad antológica, frecuentemente de una misma ciudad. Sin embargo, el derbi sevillano tiene un cariz especial, que embarga a toda la ciudad en una especie de aura en la que la pasión, los nervios y la guasa se entremezclan para ofrecernos puro espectáculo. Los béticos aspiraban a romper la mala racha de partidos tanto en LaLiga como en el derbi, mientras que los de Sampaoli buscaban afianzarse en la zona noble de la clasificación con la ilusión de alcanzar al Real Madrid.

En esta ocasión, los dos conjuntos se enfrentaban en el feudo verdiblanco, el antiquísimo Benito Villamarín, con un Gol Sur en obras y sin una grada visitante, pero el público que asistió al campo no defraudó y el ambiente fue tremendo.

En cuanto a lo futbolístico, Víctor Sánchez del Amo volvió a optar por la formación 5-3-2 aparentemente defensiva, sin embargo el equipo heliopolitano salió enchufado al partido y acosó a los de Sampaoli, quien eligió un 4-2-3-1 ofensivo con la presencia de Samir Nasri cerca de Steven N’zonzi en la medular. A pesar de esto, como ya se ha mencionado, en la primera mitad el Real Betis desplegó un juego muy ofensivo y ejerció una presión digna de elogio sobre el Sevilla, cuyas acciones se quedaban en nada, con un escaso ritmo de pases y movilidad, por lo que el equipo trecebarrado dominó con claridad, teniendo varias ocasiones para adelantarse, incluso un remate de cabeza de Aïssa Mandi al larguero en el 26′.

Finalmente, el primer gol llegaría con un lanzamiento de libre directo de la sensación verdiblanca de la temporada, el danés Riza Durmisi, que fusiló la portería de Sergio Rico, gracias en parte a un desajuste en la barrera provocado por el italo-argentino ‘Mudo’ Vázquez.

Un Sevilla indolente, que apenas inquietó el área del portero Adán, se marchó a los vestuarios cabizbajo en contraposición a un Betis pletórico, que veía más cerca la ansiada victoria.

Una vez finalizado el descanso, los jugadores saltaron al terreno de juego, en el caso de los sevillistas con dos novedades, la presencia del capitán Vicente Iborra y la del franco-tunecino Wissam Ben Yedder, quienes sustituían a Vázquez, cuya aportación había sido escasa y negativa, y a Pablo Sarabia, que no ofreció el buen nivel de los partidos anteriores. Por su parte, Víctor no realizó ningún cambio, ni siquiera en los primeros instantes de la segunda mitad, en la que el Sevilla mostraba un nivel optimizado debido a los cambios y a la ya loable ‘charla’ de Jorge Sampaoli, por lo tanto, quizá habría sido conveniente que el técnico madrileño introdujera algún cambio en el sistema para paliar los ataques de la escuadra sevillista.

El Sevilla no tardó en poner las tablas en el marcador, ya que en el 56′ tras una falta botada por Nasri anotó Gabriel Mercado, aprovechando el rechace de Adán al remate de Iborra en el centro. El argentino le está cogiendo el ‘gustillo’ a meter goles en los derbis, puesto que ya fue el protagonista del único gol en la ida.

El club nervionense continuó dominando el partido con varias ocasiones de Ben Yedder o Vitolo. El Betis era un equipo irreconocible en este tramo del partido frente al visto en los primeros 45 minutos, ofreciendo una imagen que el beticismo conserva en sus retinas con amargura.

El segundo gol de los de Sampaoli (76′), que culminó la remontada, llegó tras otra jugada a balón parado. Desde una posición similar Samir Nasri centró la pelota al área, donde Steven N’zonzi, en posición ilegal, cabeceó para asistir a Iborra, quien se convirtió en el héroe del sevillismo en este partido. En ambos goles se pudo observar una considerable falta de intensidad en la defensa, que remarcó el canterano Dani Ceballos al decir que habían sido ”goles de infantiles”.

Un minuto antes, se habían efectuado los dos primeros cambios del Betis, para muchos desacertados, con la entrada de Álex Alegría y Jonas Martin en sustitución de Tosca (una de las incorporaciones de invierno) y Sanabria. Abandonó la defensa de cinco en busca de un mayor despliegue ofensivo que no se llegó a materializar. Tanto Víctor como Sampaoli agotaron los cambios con las entradas de Felipe Gutiérrez y Joaquín Correa, respectivamente.

Del Cerro Grande pitó el final del partido tras cierta agonía sevillista, pero con la inmensa satisfacción de haber vuelto a salir victoriosos del enfrentamiento contra el eterno rival, aunque con tres importantes bajas para el próximo choque frente al Athletic Club de Bilbao en el Ramón Sánchez Pizjuán como son Pareja, N’zonzi y Sarabia. Por su parte, el Real Betis perpetúa su mala racha de partidos y no mejora su imagen ante el beticismo, que reclamaba una victoria sanadora contra el Sevilla para olvidar el vapuleo en Granada. Los heliopolitanos deben pensar ahora en el martes 28 de febrero, Día de Andalucía, en el que se verán las caras en otro derbi, esta vez regional, contra el Málaga.

FICHA TÉCNICA:

Betis: Adán; Piccini, Mandi, Pezzella, Tosca (Jonas Martin, m.75), Durmisi; Petros (Felipe Gutiérrez, m.89), Rubén Pardo, Dani Ceballos; Sanabria (Álex Alegría, m.75) y Rubén Castro.

Sevilla: Sergio Rico; Mercado, Pareja, Rami; Sarabia (Iborra, m.46), Nasri, N’Zonzi, Escudero; Franco Vázquez (Ben Yedder, m.46), Jovetic (Correa, m.82) y Vitolo.

Goles: 1-0, M.36: Durmisi. 1-1, M.56: Mercado. 1-2, M.76: Iborra.

Árbitro: Carlos del Cerro Grande (C. Madrileño). Amonestó a los locales Tosca (m.46+), Piccini (m.87) y Jonas Martín (m.92), y a los visitantes N’Zonzi (m.35), Sarabia (m.43) y Nico Pareja (m.90).

Incidencias: Partido de la vigésima cuarta jornada de LaLiga Santander, disputado en el Benito Villamarín ante 41.263 espectadores.

Dejar respuesta