Processed with Snapseed.
Plaza de Toros Real  Maestranza de Sevilla Algo mas de tres cuartos de entrada Toros de garcigrande desiguales y de poco juego. Enrique Ponce de azul noche y oro, silencio y vuelta al ruedo. Alejandro Talavante de verde esperanza y oro, oreja y ovacion. Pablo Aguado de blanco y oro, vuelta al ruedo y ovacion. En tiempos de membrillo, dicen que su aroma es dulce, que sabe a miel, pero su sabor es ácido y necesita algún añadido para su elaboración. Eso mismo paso en la tarde de San Miguel en el coso del Baratillo. Hubo aroma y se vieron detalles, pero falto algún ingrediente para rubricar la tarde. Tambien la rúbrica en la docencia, es un conjunto de criterios y estándares, generalmente relacionados con el aprendizaje. Pablo Aguado se doctoró en la Maestranza con un publico entregado y dejando su Sevillania en dicho coso. Mágico también fue la despedida del picador Manuel Quinta de la cuadrilla de Ponce, tras 27 años juntos se despidió de la profesion, en la cual sigue su hijo. Por cierto hablando de cuadrillas se desmontero por completo la gente de Talavante. Juan Jose Trujillo, Julio Lopez y Sergio Aguilar. A la tarde le faltó rubricar con la espada ,de los diferentes diestros, para conseguir premio. Pablo Aguado no pudo lucirse de capa en el primero de la tarde, el toro de su alternativa, salio con arrebato entregandose con su oponente. Se dobló  por abajo con la muleta y templó bien en las dos primeras series diestras. Al natural toreó con buen estilo, personalidad y el publico se entregó. Un par de tandas mas con la derecha y erro con la espada. Enrique Ponce toreó bien a la verónica al segundo de la tarde, abrochando con dos buenas medias. Su oponente literalmente no pasaba y Ponce no pudo hacer nada. Lo intentó por ambos pitones sin lograr ni una sola arrancada. Al cuarto también lo recibió con lances templados. Picó Manuel Quinta el último toro de su carrera y fue ovacionado por el público, obligándole Ponce a bajar del caballo y saludar. También le brindó el toro y comenzó la faena con bonitos doblones. Suena suspiros de España en una faena que no decia nada,  Al natural lo hizo embestir a base de toques fuertes. Siempre tuvo que provocar a un toro y dio un arrimon final caldeando ambiente, erro con la espada. Talavante estuvo entonado en el recibo de capa a su primero, pero fue desarmado en el remate. Comenzó la faena con una serie de muletazos genuflexos de bella estampa. También fue buena la primera serie con la derecha, ligada y compuesta la figura.  En la siguiente serie retomó bien el hilo de la faena con naturales templados y ligados. Mató de media y cortó una oreja. En el quinto Talavante comenzó la faena ligando bien con la derecha a un toro que repetía. Tuvo que darle sitio al toro con la muleta y en La segunda serie por ese lado tuvo más compostura y fue rematada con bonito cambio de mano. También logró buenos momentos en el toreo al natural. Aguado buscó el lucimiento con el capote en el sexto, cerrando con media de manos altas. Brindó la faena al público y comenzó bien, con muletazos genuflexos. El toro no acababa de emplearse pero se movía y Aguado lo toreó a media altura, esto lo aprovechó para ligar series por ambos pitones. Estuvo firme y centrado pero sin poder caldear el ambiente hasta muy avanzada la faena. Se vio detalles de toreria y el premio lo tuvo en sus manos, pero tuvo varios pinchazos y fue ovacionado.
Processed with Snapseed.

Dejar respuesta