Partido grande de champions el vivido esta noche en la bombonera de Nervión, otro partido que pasará a la historia y que quedará marcado para siempre en las retinas y memorias de los sevillistas. El empate a tres definitivo en el descuento y tras remontar un 0-3 es fiel a uno de los grandes lemas de este club. DICEN QUE NUNCA SE RINDE y tuvo que apelar a ese lema porque en una lamentable primera mitad en el aspecto defensivo con fallos imperdonables en una entidad como lo es este Sevilla, Firmino por dos veces y Mané, dejaban casi sentenciado el partido y el equipo se marchaba a los vestuarios bajo una sonora pitada. En la reanudación, Ben Yedder por partida doble y Pizarro en el alargue conseguían una épica y merecida igualada y deja el pase a octavos pendiente del partido en Eslovenia, donde los sevillistas dependen de sí mismo para pasar a octavos. Con RicoMercadoBen Yedder y Banega como novedades con respecto al once de la liga, saltaba el Sevilla al césped de un abarrotado y entusiasmado Ramón Sánchez Pizjuán. Todo se venía abajo en el minuto dos, tras un corner botado por los visitantes que es cabeceado en el primer palo hacia el segundo y Firmino libre de marca hacia el 0-1. Jarro de agua fría que acusó el equipo ya que hasta el minuto 12 en un remate sin ángulo de Escudero los de Berizzo no dieron señales de vida. La que no se desanimaba era la grada que empujaba como nunca y más cuando veía que su equipo en apenas 1 minuto pudo darle la vuelta al marcador, pero el remate de Nolito se topaba con el poste y el de Ben Yedder se marchaba rozando el palo. La falta de puntería privaba al Sevilla del empate y la falta de contundencia atrás hacía que el Liverpool se pusiese con 0-2 con un gol calcado al primero, pero con distinto anotador, Mané. Con un Sevilla totalmente fuera del partido la cosa pudo ir a mucho peor, Sergio Rico evitaba con dos buenas intervenciones la tragedia local, pero precisamente el canterano fue protagonista en el 0-3 ya que no salió en busca de un balón largo al que podía llegar para despejar y Firmino casi a placer ponía el 0-3 a la media hora de partido. Afortunadamente se llegaba al descanso porque la debacle del Sevilla era lamentable y así se lo hizo saber su afición que despedía a los suyos ante una sonora pitada. Tras el paso por el vestuario y con Franco Vázquez por Nzonzi, el Sevilla saltaba al campo dispuesto al menos a maquillar un poco la imagen y el resultado y a bien que lo consiguió. Ben Yedder de cabeza en el Minuto 51 y el propio franco tunecino en el 60 y tras tener que repetir un penalti sobre el que fue cometido, hacía el 2-3 y sobrevolaba por Nervión que la remontada se podría conseguir. La grada enloquecía y al igual que sus jugadores pensaban que la remontada era posible y pudo llegar en ese arreón total de los de blanco, porque Pizarro con un remate forzado que se iba fuera y sobre todo Escudero que estrellaba un balón en el larguero daba opción a la remontada. El tiempo pasaba y el Liverpool conseguía parar las embestidas locales y en una contra buscaba la sentencia, pero Banegaexprimiéndose a tope en defensa evitaba un gol cantado. Con Muriel y Correa ya sobre el césped en los minutos finales pudo pasar cualquier cosa y lo que pasó fue que Nervión explotaba con el gol de Pizarro tras un corner botado por Sarabia en el 93. Final con explosión de júbilo en la grada, el Sánchez Pizjuán sigue imbatido en el 2017 y el pase a octavos está a solo un punto.

FICHA TECNICA

SEVILLA FC: Sergio Rico, Mercado, Geis, Lenglet, Escudero, Pizarro, N’Zonzi (‘Mudo’ Vázquez, minuto 46), Banega, Sarabia, Nolito (Muriel, minuto 72) y Ben Yedder (Correa, minuto 80). LIVERPOOL FC: Karius, Joe Gomez, Klavan, Lovren, Alberto Moreno (Milner, minuto 63), Henderson, Coutinho (Emre Can, minuto 63), Wijnaldum, Salah (Chamberlain, minuto 87), Firmino y Mané. GOLES: 0-1, minuto 2: Firmino. 0-2, minuto 21: Mané. 0-3, minuto 29: Firmino. 1-3, minuto 51: Ben Yedder. 2-3, minuto 60: Ben Yedder, de penalti. 3-3, minuto 93: Pizarro. ARBITRAJE: Felix Brych, alemán. Amarillas para Alberto Moreno, Banega, Mercado, Henderson y Emre Can.

Dejar respuesta