Fuente: mundodeportivo.com

Valencia y Sevilla empataron en un choque vibrante disputado en Mestalla con motivo de la celebración de la jornada 32. No hubo goles ni brillo en el juego desplegado por ambos equipos, que no quedan satisfechos con el reparto de puntos, especialmente el conjunto hispalense. 

Dos escuadras históricas del fútbol español y del campeonato nacional se citaban en la jornada 32 con objetivos muy dispares; los chés buscan afianzarse en la mitad de la tabla de clasificación para coger aire y pensar en la próxima temporada, mientras que los nervionenses ansían la tercera plaza ocupada por el Atlético de Madrid, que garantiza el acceso directo a la Champions League. Sin embargo, el resultado ofrece un sabor agridulce para ambos, debido a que no logran nada de lo otrora mencionado.

El partido se desarrolló de una manera relativamente previsible, con multitud de choques y de faltas y con escasez de detalles técnicos y brillo en el planteamiento del juego. No era complicado realizar este pronóstico, ya que los sevillistas arrastran una mala dinámica de resultados (pese a la reciente victoria frente al Deportivo) y su rendimiento evidencia una clara falta de ideas a la hora de generar ocasiones y buen fútbol, por otro lado, el equipo valencianista está recobrando buenas sensaciones, sin embargo, el malestar generalizado a lo largo de la temporada y el caos dentro de la plantilla lo convierten en un equipo irregular en cuanto a juego y resultados.

Jorge Sampaoli volvió a recurrir a una formación cada vez más habitual, con un 4-2-3-1, en el que el ‘Tucu’ Correa asimila el rol de punta o comúnmente conocido como ‘falso nueve’. La confianza del técnico de Casilda en el joven argentino es cada vez mayor, ya que sus actuaciones en los últimos encuentros son meritorias en detrimento de otras figuras del vestuario como Samir Nasri o Franco ‘Mudo’ Vázquez. Pese a ello, la formación se vio rápidamente modificada a causa de unas molestias de Vitolo en el bíceps femoral derecho (pendientes de observación), que fue sustituido por el aclamado Stevan Jovetic(15′), cuya suplencia sorprendía a todos.

El montenegrino no tardó en ser protagonista, puesto que disparó al palo en una clara ocasión (17′), que pudo alterar drásticamente el devenir del encuentro. Sin embargo, no fue la única oportunidad sensible de gol, ya que Mariano desvió justo en la línea de gol un remate de cabeza de Munir (24′).

Por otro lado, Sergio Rico realizó un par de excelentes intervenciones, así como Diego Alves estuvo muy seguro bajo los palos.

Tanto la primera parte como la segunda fueron realmente intensas, con un Simone Zaza y un Martín Montoya totalmente entregados, que protagonizaron las llegadas más importantes del conjunto ché al área sevillista, mientras que Correa y Sarabia estuvieron muy participativos por parte de los hispalenses.

En los últimos minutos Voro introdujo tres cambios (Nani, Cancelo y Santi Mina) con el objetivo de aportar mayor frescura y velocidad al ataque de sus muchachos. A pesar de esto, el partido estaba demasiado tosco y atascado, dando poco lugar a una reacción positiva por parte de los dos equipos a esas alturas del choque.

En conclusión, un empate a cero repleto de intensidad y carente de hermosura, con algunas decisiones polémicas de González González (posible penalti no pitado a Zaza y una expulsión de Diego Alves que no se llegó a materializar) que dejan algo descontentos a las aficiones de ambos clubes. El Sevilla FC debe pensar en el próximo partido en casa frente a un Granada alicaído y el Valencia CF hará frente al Málaga en La Rosaleda.

Ficha técnica

Valencia: Diego Alves, Montoya, Garay, Mangala, Lato, Enzo Pérez, Carlos, Soler, Parejo (Santi Mina, m.87), Orellana (Nani, m.80), Munir (Cancelo, m.74) y Zaza.

Sevilla: Sergio Rico, Mariano, Lenglet, Nico Pareja, Escudero, N,Zonzi, Iborra, Sarabia, Vitolo (Jovetic, m.15), Correa y Franco Vázquez (Montoya, m.82).

Árbitro: González González (comité castellano-leonés). Amonestó por el Valencia a Lato, Enzo Pérez y Soler y por el Sevilla a Jovetic e Iborra.

Incidencias: partido disputado en Mestalla ante 37.000 espectadores. En los prolegómenos del encuentro se rindió homenaje a Carlos Marchena, ex jugador internacional por España y campeón del Mundo, que se formó en la cantera del Sevilla y jugó nueve años en el Valencia.

Dejar respuesta