La empresa eléctrica invertirá un total de 42,7 millones de euros en la construcción de una nueva planta fotovoltaica. Esparragal I será el nombre de esta instalación, que se ubicará en el municipio sevillano de Guillena. Se prevé que supere los 49 megavatios de potencia.

Una vez concluidos los trabajos de vallado y preparación del terreno, el equipo de Endesa procederá desde este viernes a las labores de instalación. Con esta ya serían cinco las plantas de energía solar que Endesa ha construido en la provincia.




Lo que se espera con el levantamiento de esta infraestructura es reducir las emisiones de C02 a la atmósfera originadas por la generación de electricidad. La producción anual de este entramado rondaría los 108,5 gigavatios hora (GWh), lo que equivale al consumo total de Guillena, Camas Santiponce y el Corredor de la Plata. De este modo, más de 27.000 familias estarían abastecidas de electricidad de forma renovable.

Así pues, durante el período en el que se llevarán a cabo las obras, se instalarán paneles fotovoltaicos que cubran la necesidad eléctrica del proceso. Del mismo modo, la instalación de depósitos y sistemas de recogida de lluvia será primordial para el ahorro de agua. El uso público de este material estará disponible una vez hayan concluido los trabajos.




Por otra parte, estas labores de instalación incrementa el impacto socio-económico en la zona. Un total de 80 personas, dando preferencia a la mano de obra local, recibirán cursos de formación de instalación y mantenimiento de estas infraestructuras con el objetivo de incentivar la especialización de la mano de obra.

Share:

editor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.