El Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) confirma una condena de cinco años y dos meses de cárcel a un joven condenado por robo con violencia e intimidación a un anciano de 89 años en Brenes, en su modalidad agravada por cometerse en la casa habitada y con instrumento peligroso, en grado de tentativa. Otra pena de tres años de prisión, por un delito de lesiones cualificadas, así como dos meses de multa, a razón de una cuota diaria de seis euros, por un delito leve de lesiones.

El joven entró en el domicilio de la víctima y lo amenazó con un cuchillo de cocina de 8 cm de hoja y 19 cm de longitud “exigiendo con gritos que le diera 20 euros o le mataría”. El condenado registró el mobiliario de la casa “abriendo cajones en busca de dinero, partió una cadena que llevaba al cuello y le quitó  la cartilla del banco, así como las llaves del piso. Diciéndole que las quería para entrar a robar durante la noche”.




“Bajó esta situación de temor, la víctima propuso al agresor que fuera a un bar de la misma localidad, donde pediría prestado dinero al dueño y se lo daría”, añade la sentencia. En ese establecimiento, “le golpeó la cara a la altura de la boca, cogiendo otra jarra de cristal y rompiéndosela en la cabeza”. Como consecuencia de los hechos, “provocó en la víctima contusiones y heridas faciales, que requirieron cirugía plástica con anestesia local”.

Share:

editor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *