El lince ibérico pasa de ser una especie en peligro de extinción a “vulnerable” según la Lista Roja de Especies Amenazadas de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN).

La población ha aumentado de 62 individuos en 2001 a 648 en 2022. Hoy en día, se estima que la población total, incluidos los linces jóvenes y maduros es más de 2.000. Los esfuerzo de conservación de la especie se han centrado en aumentar la abundancia de su presa, el conejo europeo (también en peligro de extinción), proteger y restaurar el hábitat forestal mediterráneo, así como reducir las muertes causadas por la actividad humana.




Aun así, la UICN ha subrayado que, aunque el lince ibérico ya no está en peligro de extinción, sigue amenazado -principalmente debido a las posibles fluctuaciones de la población de conejo- y que la especie es vulnerable a las enfermedades de gatos domésticos. La caza furtiva y los atropellos siguen siendo amenazas, especialmente cuando carreteras con mucho tráfico atraviesan el hábitat del lince. Las alteraciones del hábitat relacionadas con el cambio climático también son una amenaza creciente.

La Lista Roja de la UICN se fundó en 1964 y ha evolucionado para convertirse en la fuente de información más exhaustiva para informarse sobre el estado de conservación global de especies animales, hongos y plantas.

 

Share:

editor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *