La selección española de fútbol superó este martes a Francia por 2 a 1 en la semifinal de la Eurocopa. El Arena de Múnich vio como dos países vecinos se jugaban el pase a una final y los de Luis de la Fuente no fallaron.

Francia se adelantó con un tanto de Kolo Muani tras un centro por la banda izquierda de Mbappé, que le tocó bailar con la más fea, un veterano Jesús Navas que no pudo dar más de sí llegado el 60 de partido. El delantero francés remató al segundo palo con la pasividad defensiva de Laporte y Nacho. 

España respondió y de la mejor manera posible, con un Lamine Yamal que calló las palabras de Adrien Rabiot con hechos. 16 años y se corona en unas semifinales con un zurdazo a la escuadra izquierda de la portería de Maignan. Imparable, milimétrico y golazo para empatar el partido.

España se vino arriba, no bajó los brazos y fue a por el partido. Jugada combinada que llega a la banda derecha de Navas, centro a Morata que no llegó y rechace en el interior del área para Dani Olmo, que amagó con mucha calidad para golpear a puerta. Quizás se hable de suerte por el despeje fallido de Koundé que terminó siendo gol, aunque el disparo de Olmo iba hacia adentro. España ponía la ventaja en el marcador. 

El resultado se fue manteniendo en el luminoso a pesar de los arreones finales de Francia, que se encontró con una España diluida por los cambios y descafeinada, pero que entendió su labor en la segunda mitad del partido, porque el fútbol no sólo trata de golear, sino que también es arremangarse, defender y dormir el partido. 

La selección española espera a su rival que saldrá del encuentro entre Inglaterra y Países Bajos que se celebrará este miércoles 10 de julio a las 21:00h.

Fotografía: Kevin C. Cox.
Share:

editor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *