Onda Capital

¡La Radio de Sevilla!

Ahora Suena
Artista

Current show


Punto de oro y refuerzo psicológico previo al derbi

Escrito por el 03/11/2019

El Betis se va del Santiago Bernabéu con un punto muy bien trabajado defensivamente en un encuentro sin goles.

Alex Moreno pugnando un balón con Hazard // Autor: LaLiga

El Betis llegaba al templo blanco con mucha presión pese a salir victorioso en su último encuentro liguero, y es que su situación en la tabla es bastante complicada. Joan Rubi dio la sorpresa con su once:

Alineación inicial bética: Robles; Emerson, Feddal, Mandi, Sidnei, Moreno; Guardado, Bartra; Canales, Fekir y Loren.

Decidió sacar cinco defensas, con Feddal, Mandi y Sidnei como centrales. Además, puso al catalán Marc Bartra como pivote junto al mexicano Guardado. Decisión extraña ya que tenía a Robert convocado para jugar de mediocentro antes que poner a un jugador a jugar en una posición que no es la suya.

El Madrid llegaba con la oportunidad de ponerse líder en solitario tras la derrota del Barcelona frente al Levante y el pinchazo del Atlético ante el Sevilla. Zidane sacó a la cancha su formación esperada con alguna sorpresa dentro de ella:

Alineación inicial madridista: Courtois; Carvajal, Ramos, Varane, Mendy; Casemiro, Kroos, Modric; Rodrygo, Hazard y Benzema.

La sorpresa fue la inclusión de Mendy en lugar del consagrado Marcelo, el francés también sacó a Rodrygo por delante de Vinicius.

El encuentro comenzó con un claro dominio merengue, que en los primeros quince minutos atosigó al Betis con un control total del esférico. Sergio Ramos tuvo una muy buena ocasión durante este inicio de partido, pero estrelló el balón en el pecho de Joel. Después de este gran chance el Betis despertó, empezó a sacar mejor el balón, el conjunto blanco ya no siguió presionando tan arriba, y esto provocó que comenzaran a verse oportunidades de gol bética.

La banda izquierda de Alex Moreno fue la más utilizada por el equipo de Rubi en faceta ofensiva, y el francés Nabil Fekir estuvo muy participativo en tres cuartas partes del campo, para acabar las jugadas. Cabe destacar una galopada de Moreno por su banda que acabó en un pase raso al borde del área cuando todos esperaban el centro, y Fekir disparando de primeras asustó al portero belga madridista.

Durante la segunda parte el partido siguió teniendo el mismo ritmo, Canales estuvo sobresaliente bajando a coger el balón y subiéndolo arriba, el trabajo organizativo del cántabro recordó al Sergio de la temporada anterior. Loren no tuvo oportunidades de gol, pero hizo un buen partido presionando y peleándose durante 74 minutos con Varane y Ramos (hasta que le cambiasen por B. Iglesias).

En referencia al centro del campo, Guardado recuperó muchos balones, su trabajo defensivo fue bueno, pero realizó algunas faltas tontas que se podían haber evitado. Bartra sin embargo parecía perdido en su nueva demarcación, y se vio que no tiene las cualidades necesarias para moverse en el centro del campo, perdió una gran cantidad de balones que ofrecieron posibilidades de contra para Hazard, Rodrygo y Mendy, este último tuvo la ocasión más clara del encuentro, un mano a mano tras una contra madridista en un balón que Hazard le dejó que corriera y finalizara, la bola salió desviada por la derecha de Robles.

Los laterales Moreno y Emerson lograron hacer un gran partido defensivo, y nada mal en el aspecto ofensivo tampoco. Alex Moreno secó completamente a Rodrygo, y más tarde a Vinicius, mientras que Emerson, teniendo una tarea mucho más difícil con Hazard, estuvo muy concentrado y no dejó al belga que diera una masterclass de regates y habilidad.

Por otro lado, los tres centrales alineados por Rubi fueron un muro protector para Joel Robles, pero durante todo el partido tuvieron mucha dificultad en dar buenos pases, erraron demasiados de ellos, y esto propició disparos de Benzema, Kroos, Modric y Ramos desde fuera del área, en su gran mayoría bien repelidos por Mandi, Feddal y Sidnei. Por último, Robles atajó todos los balones que fueron a puerta, pero eran disparos relativamente fáciles de parar, aun así, supo hacer frente a la presión de jugar en el Santiago Bernabéu, y durante el último tercio de partido jugó sin ver apenas nada en su ojo derecho a causa de que se le salieran las lentillas y en la banda solo le pudieran recolocar la izquierda.

En definitiva, fue un partido muy bien trabajado a nivel defensivo del equipo verdiblanco, faltó intentar tener más posesión para crearse oportunidades de gol más claras, pero en un estadio tan complicado como este, y siendo el Betis el equipo más goleado del campeonato liguero, esta portería a cero puede darle mucha confianza a los de Rubi de cara al derbi.


Deja tu Comentario