Onda Capital

¡La Radio de Sevilla!

Ahora Suena
Artista

Current show


Sánchez Martínez, protagonista en el Villamarín

Escrito por el 10/02/2020

El equipo de Setién venció por tres goles a dos en un encuentro en el que el equipo local salió muy enfadado.

Fekir // Autor: LaLiga

El partido en el Villamarín dejó muchas polémicas y uno de los arbitrajes más penosos de esta temporada, ante un Betis que se venía quejando de los árbitros.

El encuentro comenzó muy bien para los verdiblancos, que estrenaban equipación retro. Fekir en una muy buena jugada con un tiro suyo provocó un penalti por mano de Lenglet (que el colegiado no pitó en primera instancia, sí tras ir al Var). Canales fue el encargado de poner el 1-0.

A los tres minutos un pase de genio de Messi hizo que De Jong empatara el encuentro al batir a Joel Robles tras un buen control. Pero con el empate el Betis siguió empujando y presionando arriba, así en el lado izquierdo del ataque bético Fekir logró adelantar de nuevo al equipo local con un zurdazo inapelable.

Al borde del descanso, en el minuto 48 Busquets empató el luminoso en una jugada en la que se pedía falta de Lenglet, el colegiado decidió no señalar nada. La asistencia volvió a ser del astro argentino. El estadio se enrabietó con Sánchez Martínez.

Ya la segunda mitad fue muy dura y difícil de pitar, muchas faltas por parte de ambos equipos, y algunas jugadas en las que los jugadores béticos protestaban efusivamente que el futbolista culé se tiraba. Estas acciones caldearon mucho el ambiente. En el minuto 72 Lenglet con un gran cabezazo a pase de Messi consiguió poner el 2-3 final, en esta jugada también hubo polémica debido a que se pedía falta a Bartra, pero Sánchez Martínez decidió que no había nada punible en esa acción.

La gota que colmó el vaso de este partido llegó en el minuto 76 cuando tras una falta de Fekir el árbitro le mostró la tarjeta amarilla, la merecía sin duda alguna, el ex del Lyon realizó unos aspavientos marchándose de esa zona y Sánchez Martínez decidió expulsarle. Ni jugadores, ni aficionados ni cuerpo técnico se lo creían. El Betis se quedaba con 10 después de que en la primera mitad el colegiado perdonase una clara segunda amarilla a Sergi Roberto. Tres minutos después expulsó también merecidamente a Lenglet.

En los minutos finales del partido el Barcelona también se quejó pidiendo penalti por agarrón dentro del área de Bartra a Messi, Sánchez Martínez no quiso en esta ocasión pitar nada tampoco.

El equipo andaluz al terminar el partido puso el foco en el arbitraje de este encuentro y de los últimos. Lo que pudo ser un gran partido de fútbol (que sobre todo en la primera mitad lo fue) quedó eclipsado por un polémico arbitraje.

Etiquetado como:

Deja tu Comentario