El examen más difícil
Random Reflexiones

El examen más difícil

Como canta Chris Martin, el vocalista de Coldplay, “nobody said it was easy”. Pero como también dijo Bethany Hamilton, la surfista protagonista de Soul Surfer, “no necesito que sea fácil, solo que sea posible”. Todos sabemos que la extraña “vuelta al cole” a la que apelan los medios todos los días no va a ser fácil de afrontar, ni mucho menos. Pero va a ser posible y eso es lo que necesitamos.

Las medidas van a ser duras, dar clase no será lo mismo que hace un año. Y el entrenamiento durante el verano no ha sido suficiente. En la época estival, no hacíamos exámenes con mascarilla y no dábamos clase a dos metros de nuestros compañeros. ¿A qué pantalla de ordenador miraremos si nos hemos perdido la última frase que ha dicho el profesor? ¿A quién le pediremos un bolígrafo cuando se nos haya olvidado?

Tendremos que aprender a hacer las cosas de una manera que nunca habíamos imaginado. Ni en la película de ciencia ficción más pretenciosa se hablaría de una realidad como la que nos ha tocado vivir. Una realidad en la que, para el pesar de muchos, todos nos encontramos encerrados. Una realidad terrible que ha cargado altas cifras de fallecimientos y contagios a nuestras espaldas con el fin de hacernos recapacitar. Y vamos a hacerlo, vamos a superarla y a recuperar lo que nos arrebató hace unos meses. Vamos a recuperar lo nuestro.

Nosotros no entendemos de distanciamiento social y el virus no entiende de cariño, de afecto y, mucho menos, de educación. Pero volveremos a las aulas sin miedo. Volveremos a tomarnos una cerveza con nuestros amigos en el bar de siempre. Volveremos a llamar a la puerta de la casa de nuestros abuelos. Volveremos a tomarnos un café en la cafetería de la universidad antes de entrar a clase. Y sí, volveremos a superar los obstáculos una vez más. 

Y, mientras ese momento no llega, tendremos que estar a la altura de las circunstancias. Tendremos que mantener la distancia con los amigos para protegerlos a ellos y para protegernos a nosotros mismos. Tenemos que estar preparados porque, quizás, este es el examen más difícil al que nos vamos a presentar y para el que creemos que menos hemos estudiado. Con un poco de sentido común y solidaridad, ¡aprobaremos y con nota!