Escucha nuestras emisoras digitales

Radio en directo

Hermanos Cofrades, una empresa más que se une a la lucha contra el COVID-19

 Hermanos Cofrades, una empresa más que se une a la lucha contra el COVID-19

Si de algo no cabe duda es que en momentos de dificultad, el ser humano saca lo mejor de sí mismo. En los últimos días y a raíz de lo acontecido desde que el Gobierno decretase el estado de alarma ante la emergencia sanitaria del COVID-19, decenas de ciudadanos y redes empresariales se han ido sumando a distintas iniciativas con el fin de ayudar a proporcionar material de protección que tanto necesitan los que continúan trabajando en primera línea de combate contra el virus, que por el momento se ha cobrado más de diez mil vidas en nuestro país. 

Este es el caso particular de Hermanos Cofrades, un negocio familiar situado en el corazón de Triana (C/ Pagés del Corro, 36 C), para quienes la celebración de la Semana Santa supone la mayor parte de sus ingresos anuales. No obstante, a pesar del varapalo que trajo consigo la suspensión de la semana más grande de Sevilla, desde Hermanos Cofrades no han querido quedarse de brazos cruzados y desde el primer momento se pusieron manos a la obra para fabricar el mayor número de mascarillas posibles con los recursos de los que disponían en su taller. Todo ello, tomando las medidas de seguridad necesarias mediante el uso de guantes y mascarillas que se encargan de desinfectar cada cierto tiempo y empleando bolsas herméticas para guardar el material que posteriormente donan a las diferentes empresas. 

Así, a partir de las telas, retablos, elásticos y pliegues que deberían haber ido destinados a la confección de túnicas y capirotes, Ángel al mando del negocio junto a su mujer e hijo, han conseguido hasta la fecha la fabricación de seiscientas mascarillas destinadas a entidades como una unidad del ejército ligada al Hospital Virgen del Rocío, a los supermercados Más o El Jamón, pero también a pequeñas empresas y particulares como repartidores o personal de limpieza, quienes exponen cada día sus vidas al acudir a sus respectivos puestos de trabajo. 

 “Muchos de ellos nos insisten en darnos algo de dinero o hacernos bizum por las mascarillas que les proporcionamos, pero para nosotros lo más gratificante es recibir sus agradecimientos y sobretodo poder aportar nuestro granito de arena en esta lucha haciendo lo que buenamente sabemos y podemos hacer”, afirmaba Ángel, una muestra más entre las muchas iniciativas ciudadanas, de que a pesar de lo fuerte que esta crisis ha golpeado al conjunto de la población española, ésta ha sido capaz de sacar a la luz su lado más solidario. 

 

Avatar

Natalia Rubio