Onda Capital

¡La Radio de Sevilla!

Ahora Suena
Artista

Current show

Radiofórmula

00:00 23:59


Un partido para olvidar

Escrito por el 29/04/2019

El equipo de Joaquín Caparrós comenzaba la mañana del domingo sabiendo el resultado de uno de sus principales competidores por conseguir la cuarta plaza. El Valencia, en el partido anterior al que disputaron Girona y Sevilla, perdía en su estadio ante el Eibar y permitía al Sevilla aumentar su ventaja y seguir presionando al Getafe. Por su parte, el Girona saltaba al césped con la necesidad de ganar y así dejar atrás el descenso, puestos que hasta no hace muchas jornadas eran visto desde lejos por el equipo catalán.

Ambos conjuntos comenzaron el partido sabiendo de la importancia del choque, y prueba de ello fue el ímpetu con el que lo empezaron, aunque bien es cierto que las llegadas a las dos porterías eran más aproximaciones al área que disparos a portería. No fue hasta el minuto 23 cuando llegara la primera ocasión manifiesta de gol, con un remate de Bernardo tras una falta lateral, que el portero del Sevilla tuvo que desviar a saque de esquina.

El partido no tomaba un ritmo fijo. Unas veces pausado y otras veces de ida y vuelta, pero sin orden ni control. El Girona se encontraba más cómodo que el Sevilla, y fue el protagonista de la segunda oportunidad contra los intereses de un Sevilla perdido. De nuevo una falta lateral, en la misma zona donde se lanzara la primera que tuvo peligro, y de nuevo rematada por Bernardo. El remate del defensor se estrellaba en el larguero, y de nuevo el Girona avisaba del peligro que tenía.

La réplica del Sevilla, en el minuto 39, fue obra de Pablo Sarabia, que remataba desde la frontal del área un balón raso pero potente que el portero del Girona atrapaba sin aparente peligro. La primera parte llegaba a su fin y con ella unos 45 minutos que no dejaron satisfecho a ninguno de los dos equipos.

La segunda parte empezaba con un Girona muy combativo y un Sevilla falto de ideas y agresividad. El público, que alentaba al equipo de Eusebio sabiendo la importancia de conseguir los 3 puntos y denotando las carencias del equipo andaluz, fue un factor clave a la hora de sumar en ganas e ilusión. En el minuto 53, la pasividad de la defensa del Sevilla permitió un remate de Muniesa en el interior del área que se fue alto. El Sevilla no estaba en el partido. Portu, que no entró con mucha regularidad en el juego de ataque de su equipo, mandaba fuera por el exterior de la red un tiro raso con la derecha en el minuto 59. Y 2 minutos más tarde, el mismo futbolista, que tanto sonó para vestir los colores del Sevilla, se convirtió en el verdugo hispalense tras conseguir el gol con el portero del Sevilla vencido y poniendo el 1-0 en el marcador a falta de media hora.

Ben Yedder y Banega con dos remates fueron los únicos que intentaron batir al portero del Girona, pero sin suerte. Y para colmo sevillista, el argentino Banega forzaba la roja directa tras propiciar una patada en el minuto 95 a un futbolista del Girona después de que este le robara el balón. La frustración de Banega era la frustración de un equipo que se vio derrotado en todos los momentos del partido, pero que sigue luchando por la cuarta plaza siempre que queden oportunidades para conseguirla.


Deja tu Comentario


Continuar leyendo