La obra teatral, El enfermo imaginario, se estrenará el próximo miércoles haciendo uso de las mascarillas sanitarias en escena, el actor y director Josep Maria Flotats denunciará así la falta de protección en esta profesión. La exigencia del director de que se les realizase de forma diaria la PCR a sus actores fue rechazada.

Flotats ha declarado ante la prensa que esta falta de protección sanitaria, les obligará a realizar la obra teatral con la mascarilla reglamentaria, algo ilógico en el mundo teatral debido a la necesidad de la expresión facial.

A pesar de su uso, la obra cuenta con 12 actores, de los cuáles solo 6 serían permitidos según las medidas sanitarias. El actor de la CNTC no tiene ningún interés en saltarse las medidas propuestas por el ministerio de sanidad, solo reclama un acuerdo entre ambos. ¨Yo ya tengo una edad y quiero protegerme y proteger a mis actores¨, añadió el director de la obra a la prensa.

La Unión de Actores y Actrices, también han tramitado un comunicado que exige la constante realización de la PCR para poder seguir trabajando de una forma segura. El teatro debe ser protegido de forma que sea igual de seguro para su público como para sus actores.

El enfermo imaginario rendirá homenaje a Molière, un dramaturgo enfrentado a la poderosa Iglesia de la época, en 2022 se celebrará el 400 aniversario de su muerte.

Share:

editor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.