Juan Marín ha anunciado que la Junta de Andalucía no descarta un endurecimiento en las recientes medidas establecidas “si no se contiene el virus en la comunidad”. El vicepresidente ha señalado que se podría decretar la suspensión de determinadas actividades “en función de cómo vaya respondiendo la COVID-19”. El próximo viernes 22 de enero, el comité de expertos volverá a reunirse para analizar la evolución de casos en Andalucía.

Por otra parte, Marín ha indicado que calculan un descenso en los casos para la primera quincena de febrero. Del mismo modo, ha comunicado la petición al Gobierno central por parte de la Junta de adelantar el toque de queda a las 20:00h, como en Castilla y León. En caso de que no lo conceda, recomendarán a la ciudadanía andaluza permanecer en sus casas desde esa misma hora. El gobierno andaluz también ha solicitado un confinamiento domiciliario, pero este se ha quedado sin respuesta.

Share:

editor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.