La Junta Local del Gobierno ha aprobado la incorporación inmediata de 31 nuevos agentes correspondientes a la convocatoria de 2017. De los 50 de aquella convocatoria, 9 ya se habían incorporado y 10 pasarán ahora a la academia. Todos los agentes recién incluidos irán destinados a la policía de proximidad. Lo que quiere decir que estarán en distritos concretos de la ciudad.

La explicación de por qué entraron primero esos 9 corresponde a que su aceptación viene de movimientos horizontales de otros cuerpos de policía. Simplemente se aceptaron sus méritos y pudieron acceder. Mientras que los 41 restantes son aquellos que aprobaron las oposiciones y las pruebas médicas. Los que se pueden incorporar ahora es porque ya tienen sus prácticas hechas y están listos para pasar a la acción.

El ejercicio de refuerzo de la policía local que se está llevando a cabo es importante. Además de los ya mencionados, se van a cubrir 113 plazas de jubilaciones y prejubilaciones del año 2019. De las cuáles 22 están reservadas a movimientos horizontales, estos se adjudicarán pronto. Pero el resto de plazas aún no están resueltas, el plazo de selección sigue abierto. A esto habría que sumarle 27 plazas plurianuales de oficiales e intendentes.

Finalmente, el ayuntamiento aprobó la oferta de 65 nuevas plazas correspondientes a las bajas del año 2020. Que serán de momento 46 policías, 12 oficiales, 4 suboficiales, 2 inspectores y 1 intendente. Pero la negociación con los sindicatos aún sigue en movimiento y se está intentando que esta cifra suba un poco más y que por lo menos se quede cerca de las 100 nuevas plazas.

En total se podría llegar a sumar 255 incorporaciones, más las futuribles 30-35 plazas que se puedan añadir a la convocatoria de 2020. Un refuerzo que fortalecerá la presencia de la policía en los barrios.

Share:

editor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.