Muchos aficionados de la capital hispalense remontan sus recuerdos a la primera jornada de la temporada 1958/59. Esa es la fecha en la que el Estadio Ramón Sánchez Pizjuán albergó un partido oficial. Casualmente, el fútbol fue caprichoso una vez más, y es que fue el Real Betis el equipo contra el que el Sevilla FC disputó aquel partido.

Los verdiblancos se llevaron el primer derbi en el Pizjuán con un abultado resultado de 2-4. Muchos aficionados sevillistas podrían llevarse las manos a la cabeza tras conocer los cimientos de la historia de su feudo. Sin embargo, la hinchada de Nervión puede respirar tranquila, y es que para conocer el verdadero estreno del Estadio Ramón Sánchez Pizjuán debemos remontarnos unos días atrás. 

El Real Jaén CF fue el primer equipo que visitó el campo sevillista. Ese es el verdadero debut de un estadio histórico del fútbol español. Fue el 7 de septiembre del año 1958 en un choque amistoso entre los hispalenses y los jiennenses. El enfrentamiento acabó con empate a tres, ante un equipo que había descendido a Segunda División apenas dos meses antes. La realidad es que el club sevillista tenía preparado otro debut. El Cádiz fue el verdadero elegido, pero una serie de circunstancias llevaron al Real Jaén a ser el privilegiado. Es llamativo, porque un año antes la entidad lagarta también inauguró un estadio histórico como es el Camp Nou del FC Barcelona. 

El duelo tuvo grandes protagonistas. Por parte visitante, Ángel María Arregui anotó dos tantos, entre ellos el primer gol anotado en el Sánchez Pizjuán. Tibor Szalay y José Carlos Diéguez fueron los goleadores del Sevilla. Jugadores que quedan grabados en las crónicas como los primeros goleadores de uno de los grandes estadios del país. 

Share:

editor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.