VOX y su Grupo Municipal en el Ayuntamiento de Sevilla, han presentado una querella criminal contra las autoridades. Santiago Abascal, presidente de Vox, convocó una rueda de prensa, al aire libre, el pasado 17 de marzo en la Plaza Nueva de Sevilla. Unas horas antes de que comenzara, se llevó a cabo un importante despliegue de la Policía Nacional y de la Local, acordonando la plaza en todos sus accesos. Tal actuación impidió que no sólo los cargos de VOX, sino cualquier ciudadano, pudieran acudir y presenciar la rueda de prensa de Abascal. El partido entiende que se cometieron delitos contra los derechos fundamentales como es el derecho de libre circulación, en concurso con un delito de coacciones, abuso de poder y prevaricación. 

La querella de VOX está dirigida, principalmente, contra los responsables de esta actuación, Sandra García Marín, Delegada del Gobierno en Andalucía en aquel momento; contra Carlos Toscano Sánchez, subdelegado del Gobierno en Sevilla, hermano del alcalde socialista de Dos Hermanas; contra Juan Espadas, alcalde de Sevilla; y contra Juan Carlos Cabrera, Delegado de Gobernación y Fiestas Mayores. Además, VOX comunicó, en fecha 16 de marzo que acudiría público a la luz de la acogida y ante tal comunicación, las autoridades no emitieron prohibición alguna.

Share:

editor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.