La Policía Local de Sevilla ha precintado un karaoke situado en una nave industrial del polígono Carretera Amarilla. El espacio albergaba 81 personas en su interior, entre ellos nueve menores. Estos no respetaban la distancia de seguridad, muchos estaban sin mascarillas, fumando tabaco y cachimbas y consumiendo bebidas alcohólicas sobrepasando el límite de restricción horaria.

La intervención tuvo lugar sobre las 00.45 horas del pasado domingo. Los agentes de la Policía Local detectaron que en una de las naves de la calle Transporte, en el Polígono Carretera Amarilla, se concentraban gran cantidad de vehículos y se oían música y cánticos en su interior.

Los agentes comprobaron que se trataba de una actividad de karaokes, juegos de mesa y apuestas, al tiempo que se consumen comida y bebidas alcohólicas. Además las salas carecían de ventilación, lo que aumenta el riesgo de contagio por Covid-19.

Los agentes formularon denuncias individuales a cada una de las personas asistentes por los incumplimientos detectados sobre las medidas sanitarias. El local, que ya precintado hace unos años, quedó nuevamente precintado.

El delegado de Gobernación del Ayuntamiento de Sevilla ha vuelto a apelar a la responsabilidad individual para evitar un incremento en los contagios y ha destacado la importante labor de la Policía Local para detectar este tipo de comportamientos.

Share:

editor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.