Agentes del Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil de Cazalla de la Sierra (Sevilla) han sorprendido a dos personas pescando sin autorización y con artes prohibidas. Se tenía conocimiento de diferentes casos de pesca ilegal en la presa del río Guadalquivir en Alcalá del Río.

Los agentes habían recibido quejas de los pescadores que realizan la pesca deportiva en esa zona. Tras una investigación, averiguaron que la pesca capturada tenía como destino el consumo humano. Los animales no pasarían por ningún control sanitario.

Finalmente se estudiará el caso y se les impondrá una sanción administrativa por varios delitos contra la salud pública y las desregularización de licencias.

Share:

editor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.