La decisión por parte de Estados Unidos de trasladar a más de 800 militares desde Morón de la Frontera (Sevilla) a Italia, podría poner en peligro el puesto de trabajo de unos 350 trabajadores de la base sevillana, según ha indicado el CSIF.

José Manuel Pérez, responsable del comité de empresa del CSIF, declara su preocupación y compromiso con las familias afectadas. “En las instalaciones hay suficiente trabajo para que no salga ninguna persona, así que vamos a defender a ultranza que se mantengan todos los puestos. En caso de que haya algún peligro, la solución podría pasar por la recolocación de algunos compañeros en otros departamentos de la base”

Militares en la base militar de Morón de la Frontera (Fuente: Ejército del Aire)

Por otra parte, el traslado de militares a Italia se basa, según lo que publica el diario El País a partir de lo consultado con fuentes del Ministerio de Defensa de España, conllevaría a una reducción importante del contingente estadounidense en tierras españolas. Como antecedente está la salida de los cazas F-16 del Ala 401 de la base madrileña de Torrejón de Ardoz en 1992. Casi tres décadas más tarde, se repite la salida de tropas norteamericanas.

Share:

editor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.