El pasado jueves, el presidente Juanma Moreno, nos sorprendió con el inesperado cierre perimetral de tres provincias en la comunidad autónoma. La capital Andaluza siendo una de las elegidas no contaría con la presencia de nadie de fuera, el problema sevillano fue más allá, ya que esta capital tampoco sería presenciada por los habitantes de sus propios municipios.

(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

La ciudad sevillana ha expresado antes los medios de comunicación el descontento que les ha ocasionado el dejarlos fuera de su propia provincia. Pero os preguntaréis: ¿Es una medida injusta o tener la misma cifra de hospitalizados que en la primera ola la justifica? La incertidumbre con la que contamos todos ante el nuevo rebrote nos hace dudar de la necesidad de estas nuevas medidas.

De momento, los diferentes municipios que han sido cerrados contarán con sus controles de movilidad hasta el 9 de Noviembre, una fecha que para nada garantiza la llegada de la libre circulación entre municipios sino que más bien reduce las expectativas de que la capital se encuentre a disposición de todos sus habitantes.

Share:

editor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.