El toque de queda en Melilla se prolongo durante dos semanas más, mínimo hasta el 23 de noviembre de 2020. En cuanto a las restricciones, estará prohibido viajar a la península en barco o avión. Solo se podría viajar con causa de fuerza mayor. Se reduce a tres personas las reuniones en espacios públicos, salvo que sea por razones laborales, deportivas o de estudio. Así lo ha recogido el decreto número 496 del 7 de noviembre de 2020, relativo a medidas preventivas en la ciudad de Melilla, como consecuencia de la evolución de la pandemia por la Covid-19, firmado por Eduardo de Castro, presidente de la Ciudad Autónoma.

El documento recoge la prohibición de libertad de circulación de las personas en horario nocturno entre las 22:00h y las 6:00h. Durante estas horas, solo se podrá circular por las vías o espacios públicos con justificación por causa mayor. El decreto que ha impuesto el presidente de la Ciudad, mantiene la limitación de entrada y salida de personas en el territorio de Melilla, tanto en barco como en avión.

Por otro lado, la restricción más importante es la reducción de reuniones a tres personas, tanto en espacios públicos como privados. Se reducen de seis a tres personas, salvo que sean convivientes en el mismo hogar. Por último, el aforo en los lugares de culto no podrá superar el tercio de aforo, tanto en espacios cerrados como abiertos, y siempre que se pueda mantener la distancia de seguridad.

El decreto comienza este lunes 9 de noviembre y se prolongará hasta el 23 de noviembre de 2020.

Share:

editor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.