La Policía Nacional ha intervenido 300 kilogramos de hachís en Coín (Málaga). Los hechos tuvieron lugar tras interceptar a una furgoneta que realizaba maniobras temerarias. El sospechoso, detenido por una presunta implicación de un delito de tráfico de drogas, tiene 40 años y es de origen marroquí.

El suceso tuvo lugar el pasado miércoles a las 15.30 horas, en una vía de acceso a la localidad de Coín. Además, agentes de paisanos observaron cómo la furgoneta transitaba de manera sospechosa por la carretera.

El alto al sospechoso tuvo lugar a la altura de la salida que cruza con la A-404 de la localidad. Después de un minucioso registro al vehículo, los agentes descubrieron que los asientos traseros estaban desmontado. Además, sobre el suelo se hallaba una manta, la cual ocultaba los 300 kilos de hachís repartidos en ocho bultos individuales.

El conductor del vehículo ha resultado implicado en un presunto delito de tráfico de drogas en el Juzgado de Instrucción 1 de Coín.

Share:

editor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.