La policía de Cantillana ha llevado a cabo un dispositivo de seguridad este fin de semana que se ha cobrado la multa de 158 vehículos. Dicho control policial tenía como objetivo hacer cumplir las normas establecidas por covid-19, así como vigilar los accesos a la localidad andaluza.

El municipio se encuentra actualmente inmerso en un confinamiento perimetral, decretado por la Junta de Andalucía, después de que se registraran mil positivos por cada 100.000 habitantes en un período de 14 días. El control de seguridad, que ha durado todo el fin de semana, ha interceptado a unos 549 vehículos. De ellos, 158 han sido finalmente sancionados por incumplir el cierre perimetral y el uso de la mascarilla. Además, la policía local de Cantillana se ha dedicado todo el fin de semana a vigilar la venta de alcohol directa a partir de las 22 h, el cierre de establecimiento a partir de las 23 h, y la distancia de seguridad entre las personas, entre otros.

Este operativo de seguridad espera ser prolongado hasta los próximos días con el fin de que Cantillana pueda abrir su municipio lo antes posible.

Share:

editor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.