La Sección Cuarta de la Audiencia de Sevilla tiene previsto juzgar el día 12 de este mes a un varón acusado de intentar matar a su mujer tras intentar asesinarla. Por estos hechos, la Fiscalía pide para el acusado siete años de cárcel.

Según la Fiscalía, los hechos habrían ocurrido el pasado 8 de enero de 2020 en el domicilio familiar. Esa mañana el procesado “había estado tomándose unas cervezas, que había mezclado con una dosis superior de su medicación habitual para dormir”. Posteriormente accedió a la vivienda y, “sin mediar palabra y para acabar con la vida de su esposa, roció el hule con un líquido disolvente y le prendió fuego”. Ante los gritos de auxilio de la víctima, acudió un vecino, que encontró al acusado sujetando el pomo de la puerta. El vecino logró apartarlo de un manotazo, para que la mujer pudiese salir “finalmente” de la habitación.

La víctima, a pesar del “grave peligro” que corrió su vida, “sufrió únicamente una intoxicación por gases y una crisis de ansiedad. La vivienda, propiedad del matrimonio, quedo calcinada en su planta superior. El procesado tenía “seriamente afectadas sus capacidades intelectivo-volitivas derivado de una insuficiencia hepática aguda”. El procesado, que tuvo que permanecer hospitalizado desde el día de los hechos hasta el día 13 de enero. Posteriormente permaneció en situación de prisión provisional hasta el día 4 de abril, quedando en libertad provisional con prohibición de aproximarse a la víctima o a su domicilio a menos de 500 metros.

Por todo ello, la Fiscalía solicita 7 años de internamiento y 7 años de cárcel por un delito de asesinato en grado de tentativa y uno de incendio. Así como la prohibición de comunicarse o acercarse a la víctima, su domicilio o lugar de trabajo a una distancia no inferior a 300 metros durante diez años.

Share:

editor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.