El partido popular de Sevilla ha presentado una queja debido a las supuestas irregularidades presentes en el servicio de alquiler de patinetes eléctricos de la ciudad. En este sentido, el concejal de Partido Popular de Sevilla, José Luís García, ha comunicado que la Asociación para la Movilidad Personal Ecológica de Sevilla (Ampes), ha interpuesto una denuncia debido a que “los patinetes instalados por las empresas adjudicatarias tienen una potencia superior a la autorizada en la ordenanza reguladora y en las características del modelo del patinete”.

Según García, la Ordenanza de Circulación de Sevilla indica que la potencia máxima de estos vehículos no debe superar los 250 W. Sin embargo, los patinetes que actualmente circulan por la ciudad presentan características de hasta 350 W, por lo que queda incumplido el límite máximo requerido.

En este sentido, García ha expresado que todo gobierno debe tener la obligación de “supervisar las ordenanzas y garantizar la seguridad de conductores y viandantes”. Y defiende con ello, que el ayuntamiento debería haber procedido a la supervisión de todos los patinetes antes de su puesta en marcha. Por último, García relaciona esta mala gestión del alcalde, con que actualmente pueda estar más preocupado de sus aspiraciones personales que por los asuntos importantes que competen a la ciudad.

Share:

editor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.