Mia Hansen-Løve, Nadav Lapid, Andrea Arnold, Miguel Gomes, Maureen Fazendeiro, Jonas Carpignano, Aleksandre Koberidze, Sebastian Meise y Clio Barnard competirán por el Giraldillo de Oro. Se trata del principal galardón del Festival de Sevilla, que celebrará su 18º edición del 5 al 13 de noviembre.

La organización mantiene intacta la vocación de servir como instrumento para la difusión del mejor cine de autor europeo. Al menos un centenar de títulos conformarán el programa de una edición que se avecina como “la mejor de su historia” en cuanto a nombres de conocidos directores, según su director.

Un festival que, mantiene su carácter competitivo y presencial de la última edición. Sin embargo, como novedad, recupera el 100% de aforo en el Teatro Lope de Vega, el Teatro Alameda y los cines de Nervión Plaza. Asimismo, la convocatoria ha servido para avanzar algunos de los títulos que forman parte de la Sección Oficial del Festival de Sevilla, “la selección más contundente y pulida en los 18 años de historia de este certamen”, ha defendido Cienfuegos en su intervención. Estas obras se suman a las ya anunciadas semanas atrás correspondientes a las secciones Las Nuevas Olas y Revoluciones Permanentes.

Nuevos títulos a concurso

Entre los títulos destaca La isla de Bergman, de la realizadora francesa Mia Hansen-Løve. La película está ambientada en la pequeña isla sueca de Fårö, donde habitó el gigante del cine, e indaga en la complejidad de la creación artística. Interpretada por Vicky Krieps, Tim Roth y Mia Wasikowska.

También la creación cinematográfica es el eje sobre el que pivota Diarios de Otsoga. Junto a Maureen Fazendeiro, Miguel Gomes presenta uno de los pocos títulos a competición que se desarrolla en el contexto de la pandemia. El filme nace con el propósito de retratar la convivencia en una gran casa de veraneo del equipo de una película tras haber pasado los obligados protocolos sanitarios.

El azar como origen del amor y de la unión fortuita de almas es el eje de ¿Qué vemos cuándo miramos al cielo?, de Aleksandre Koberidze. Con una atmósfera vitalista, el segundo largometraje de este director se alza como un auténtico canto a la celebración de la vida en su captación del encanto de la cotidianidad en la ciudad georgiana de Kutaisi.

También la británica Clio Barnard, plantea un cine emocional en su nueva película, Ali & Ava. En concreto, la directora pone el foco en cómo nace y se construye el amor entre dos personas que vienen de relaciones rotas. La música, más bien los respectivos gustos musicales de cada uno de los amantes, es la gran protagonista de una historia que se relata a ritmo de electrónica, punk, soul, folk y música tradicional. Este espíritu entusiasta contrasta con la censura, la homofobia o el antropocentrismo, como es el caso de Ahed’s Knee, del israelí Navad Lapid. El director prosigue su historia de desamor con su país natal en esta película de autoficción distinguida con el Premio del Jurado en Cannes. Lapid se sirve de un lenguaje formal visceral y subversivo para denunciar la censura artística que pesa sobre la sociedad israelí contemporánea.

Por otro lado, Jonas Carpignano pone el broche a su trilogía para trazar el retrato de la Italia actual con A Chiara. En su último trabajo, pone el foco en la mafia o en cómo sobrevivirla y lo hará desde la óptica de una niña de 15 años. La joven descubre, poco a poco, el tesón y la valentía de su familia, y concretamente de su padre. Una película que habla de la pérdida de la inocencia pero también de la connivencia de las instituciones con el crimen organizado.

Diez años después de su primer largometraje, el austríaco Sebastian Meise regresa con Great Freedom. Se trata de una película inspirada en hechos reales, en la que aborda la lucha sin descanso de Hans Hoffmann, apresado por homosexual. Entre su elenco se encuentran Franz Rogowski y Georg Friedrich. La nueva propuesta de Meise ha sido distinguida en Cannes con el premio del jurado en la sección ‘Un Certain Regard’.

Por último, Andrea Arnold, que regresa al Festival de Sevilla y debuta en la no ficción con Cow. Se trata de un giro en la trayectoria de una de las narradoras más importantes del cine actual tras títulos tan deslumbrantes como Read Road y Fish Tank. El retrato de la vida diaria de dos vacas, sirve a Arnold para abrir al espectador interrogantes acerca de la invasión del hombre en la naturaleza y los derechos de los animales.

En cuanto a Mark Cousins, vuelve a Sevilla por partida doble. En primer lugar, con el documental The Story of Film: a New Generation. El director y crítico norirlandés actualiza su clásico The Story of Film incorporando el cine de la última década. En su exhaustivo recuento cabe desde Tsai Ming-liang, Aleksei German o Apichatpong Weerasethakul hasta Joker, Frozen, It Follows, Black Mirror o el cine de Bollywood.

El segundo título que presentará en el certamen será en el marco de Las Nuevas Olas No Ficción. The Story of Looking, adaptación de su propio libro sobre cómo observamos el mundo que nos rodea.

El sol como principal protagonista del cartel

En su decimoctava edición, el certamen vuelve a apostar por el talento local que ha abierto fronteras, en este caso de la mano de Seleka Muñoz. El artista es uno de los pioneros del grafiti en Andalucía y se ha inspirado en la luz de Sevilla para llevar hasta el lienzo uno de los símbolos universales de la capital andaluza. Por ello, está representado el sol.

Cartel 18º Festival de Sevilla (Foto: David Cejudo).

El 6 de octubre, Día del Cine Español

El próximo 6 de octubre, el Festival de Sevilla celebrará el Día del Cine Español con una doble proyección de El camino, de Ana Mariscal en 1964 y de Karen en 2020. Ambas proyecciones se desarrollarán en el Teatro Alameda. Las entradas se pondrán a la venta próximamente.

Cartel del 18º Festival de Sevilla al completo (Foto: David Cejudo).
Share:

author

Periodista. Actualmente en ElDesmarque de Mediaset y en Onda Capital. Antes en Diario de Sevilla.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *