Para este jueves se ha convocado una manifestación por parte del sector de la hostelería de Sevilla, así como caceroladas (martes y miércoles a las 16:30h), para exigir ayudas que rescate al sector tras la grave crisis que los azota por la COVID-19. Quieren el mismo trato de favor que ocurre en otras comunidades autónomas, como son Murcia o Madrid, las cuales están recibiendo ayudas para poder subsistir.

Antonio Luque, presidente de la Asociación de Hostelería de Sevilla (AHS) y vicepresidente de la patronal andaluza, ha criticado que la medida aprobada por la Junta de limitar hasta las 18 horas la actividad en sectores no esenciales “no viene acompañada de ayudas económicas directas en función del número de trabajadores o facturación de dichas empresas en 2019”.

Luque afirmó que en el sector no se cree en las palabras de Juanma Moreno, “ ya que ha dado tiempo más que de sobra para poder anunciar medidas más concretas que favorezcan a la hostelería”. El presidente de la AHS quiere realizar un llamamiento a la unidad del sector. “Nos sentimos perseguidos. Generamos unos 200.000 empleos y muchos establecimientos están en la ruina porque no pueden hacer frente a esos costes”.

La marcha está fijada para este jueves, a las 11:00h, y comenzará desde la Campana. Se desarrollará por Tetuán hasta alcanzar la Plaza Nueva y el Ayuntamiento. Posteriormente, continuará por la Avenida de la Constitución y terminará en el Palacio de San Telmo, sede del gobierno andaluz.

Por último, desde la patronal se ha pedido endurecer las sanciones a aquellos establecimientos que incumplan dichas medidas. “Normalmente son los clientes los que no respetan las normas y los camareros parecen policías recordando las obligaciones para cumplir con las medidas”.

Share:

editor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.