Este martes y la madrugada del miércoles se produjeron un total de 42 seísmos en Granada. La situación vivida desde hace semanas no para de sumar terremotos. El Instituto Geográfico Nacional ha contabilizado 52 temblores a lo largo de este jueves. El de mayor intensidad ha alcanzado los 4,3 grados en la escala de Richter.

Mientras tanto, los granadinos están intentando volver a la normalidad, tras más de ochenta terremotos desde el pasado sábado. Esta situación los tiene en medio de una gran incertidumbre y miedo, tras cuatro terremotos por encima de 4 grados de magnitud. Aunque es algo habitual de la zona, ya que está enmarcada en el centro de las cordilleras Béticas, uno de los puntos de mayor actividad de la Península. 

Los expertos denominan estos hechos como “enjambre sísmico”. Lleva acumulado desde el mes de diciembre casi 600 terremotos, en los que quince de ellos han tenido una magnitud superior a 3. Una parte de ellos, 61 en concreto, se han dado en las zonas de Atarfe y Santa Fe, los cuales han sido epicentros de los últimos temblores. El Instituto Geográfico Nacional lo actualiza diariamente.

Los alcaldes de estos municipios han hecho hincapié en la preocupación de sus ciudadanos. Todos han salido a la calle, han acampado fuera de sus casas, yéndose en los coches a descampados ante tal situación tan horrorosa. El alcalde de Santa Fe ha dicho que “el pueblo” piensa lo peor y se sienten intranquilos. Aunque pide la calma, pues no hay daños personales notificados.

Escrito por Auri González.

Share:

editor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.