Un gol de En-Nesyri en el minuto 27 terminó por dar la victoria al conjunto de Julen Lopetegui. El partido enfrentó a un Sevilla que no pasa por su mejor momento y a un Betis a un buen nivel deportivamente hablando.

El encuentro estuvo muy igualado en el Ramón Sánchez-Pizjuán. El partido comenzó con un nivel de intensidad bajo para lo que cabía esperar de este derbi tan esperado (era el número 100 de la Liga). Sin embargo, poco a poco los jugadores fueron incrementando la intensidad de su juego.

Los de Nervión supieron hacer piña tras unos días duros para ellos. Con la reciente eliminación de la Champions y la caída en semifinales de la Copa del Rey ante el FC Barcelona, la victoria ante el rival local sabe a gloria.

Los verdiblancos, como bien apuntaba su técnico Manuel Pellegrini, quizás merecieron sacar algo más del encuentro, pero no hay reproches. El Betis ofreció un buen juego y piensa ya en el encuentro ante el Levante de la próxima jornada.

Share:

editor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.