La Sección Cuarta de la Audiencia de Sevilla prevé iniciar hoy 10 de mayo un juicio contra siete personas acusadas de estafa en dos gasolineras de la provincia de Sevilla y una de Granada.

Las estafas eran llevadas a acabo mediante el uso de tarjetas de crédito de empresas de transporte de viajeros por autobús. Se cargaba en las estaciones de servicio repostajes de mayor importe a los verdaderamente realizados.

Según el escrito de acusación de la Fiscalía, aprovecharon que trabajaban en las entidades como Autocares Sedisur y Transportes Ruiz. Por ello, los acusados contaban con “una tarjeta de crédito de Solred para el repostaje de vehículos”. Entre 2003 y 2009 usaron las tarjetas de las que gozaban para facturar un repostaje mayor que el efectivamente realizado. Incluso en muchas ocasiones el repostaje era superior a la capacidad del vehículo. Entregaban al personal de la gasolinera el sobrante en metálico.

Esta actividad, según la Fiscalía, la centraron los acusados en la estación de servicio San Francisco Javier de Sevilla capital y Fuentenueva de Granada.

Share:

editor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.