La Junta de Andalucía ha propuesto este martes nuevas restricciones debido al incremento de las tasas de contagios. Esta decisión ha afectado de lleno al ámbito de la hostelería, que lo ha considerado una “mala noticia en plena temporada turística”. Aunque considera algo “positivo” el recorte horario, debido a que esta decisión “lo único que controla es el ocio, las reuniones y evita aglomeraciones”.

Según Antonio Luque, presidente de la Asociación de Hosteleros de Sevilla y Provincia, se considera un inconveniente “la reducción en interiores a cuatro personas, dadas las altas temperaturas que hay en Sevilla”. Sin embargo, ha añadido que los hosteleros “continúan a disposición” de la Junta. Así mismo, Luque ha señalado que, “cuando se vea oportuno y prudente, se procederá a pedir de nuevo un incremento del horario para trabajar”.

Pese a ello, ha advertido que la diversión “se ejercerá donde se pueda, es decir, en fiestas o haciendo botellón”. Y en este sentido “la hostelería es la única opción de ocio seguro”. Por lo que ha añadido, es sumamente importante que “la Policía actúe de forma implacable”. Ya que en el botellón es “dónde claramente se producen los contagios, entre la población más joven”.

Share:

editor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.