El brote de coronavirus, que se ha originado en el centro penitenciario Sevilla I, cuenta ya con once presos con resultado positivo a la prueba de detección de Covid-19, lo que ha derivado al confinamiento de seis módulos con consecuencia afecta a aproximadamente 350 internos.


La semana pasada, el brote contabilizaba además con cuatro casos de funcionarios y cinco de presos. No se conocían las causas del contagio ya que no trabajaban directamente en los módulos a los que permanecían los presos infectados.

Del mismo modo, la asociación de funcionarios penitenciarios Tu Abandono Me Puede Matar, indicó que “el origen del brote pudo deberse a una reunión que tuvo lugar en el salón de actos y a la que acudieron internos de los módulos 2, 3 y 4”. Asimismo, reclamaron que se extremaran las medidas de seguridad para proteger la salud tanto de los reclusos como la de los funcionarios.

Esta prisión ya se produjo otro brote de coronavirus a comienzos de este año. En dicho brote, se vieron afectados decenas de condenados y funcionarios, derivando también a la muerte de uno de los internos. Este interno sufría varias patologías anteriores, que no tuvieron que ver con las del coronavirus.

Share:

editor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.