La Sección Primera de la Audiencia de Sevilla ha condenado finalmente a cuatro años de cárcel a una mujer acusada de estafar. Al parecer, todo apunta a que la autora de los hechos estafó un total de 54.443 euros a un hombre haciéndole creer que padecía cáncer. Además, le aseguraba que tenía problemas económicos, pues le cortaban la luz y vivía sola con su hija porque el padre de la menor las abandonó cuando esta tan solo tenía 14 meses.

La sentencia fue emitida el pasado 9 de diciembre y publicada por la Oficina de Comunicación del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA). En esta, “el tribunal la condena por un delito continuado de estafa en concurso medial con un delito de falsedad con la agravante de reincidencia”, afirma Europa Press. Por todo ello, se le suman cuatro años de cárcel y el pago obligatorio de una multa de 1.800 euros. Igualmente, deberá pagar una indemnización de 56.443 euros al denunciante, 2.000 euros más de lo que le estafó, por daños morales.

Por su parte, la Sección Primera de la Audiencia declara probados que los sucesos empezaron a darse desde el 30 de diciembre del año 2014. En este momento, la acusada se puso en contacto con el denunciante para felicitarle las navidades mediante la red social Twitter. Así comenzó a desarrollar su estrategia de estafa, puesto que la víctima le ofreció ayuda y su número de teléfono para lo que necesitase.

De hecho, según la sentencia, “para dar credibilidad a sus manifestaciones y sucesivos requerimientos y lograr que de este modo le continuara dando dinero”, la acusada le llegó a enviar documentación del Servicio Andaluz de Salud (SAS) relacionada con la enfermedad que decía padecer. Definitivamente, este documento “no se correspondía con la realidad”, apostilla la sentencia.

Share:

editor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.