La vigésima novena jornada de LaLiga Santander se disputó ayer en el Sánchez-Pizjuán

Sevilla se vistió de nubes y lluvia para acoger el Sevilla-Real Sociedad. El Sánchez-Pizjuán presenció un partido en el que la Real Sociedad estuvo por encima del Sevilla FC. La Real protagonizó más de una decena de oportunidades, pero la falta de puntería frustró su triunfo. El desenfreno de empates por parte del Sevilla, siendo este su tercer consecutivo, aleja cada vez más a los de Lopetegui del acceso a la Champions.

Sevilla- Real Sociedad
Jesús Navas, jugador del Sevilla (Fuente: Sevilla FC)

El partido finalizó sin que el Sevilla pudiera chutar a su oponente. A la temporada de bajas del equipo se le sumó la de Bono durante el calentamiento. Por su parte, la Real salió del Sánchez-Pizjuán perplejo ante su falta de gol, algo que ya puede considerarse como una “maldición”. El equipo de Lopetegui sobrevivió a un baile de la Real Sociedad que no pudo materializarse en los resultados.

Para el partido, el encargado de sustituir a Bono fue Dmitrovic. Tras el cansancio acumulado y su eliminación europea en Londres, el conjunto rojiblanco tuvo que hacer frente a los hombres de Imanol. Lopetegui decidió sacar un once con dos centrocampistas solamente: Óliver Torres y Delaney. Y cuatro futbolistas atacantes por delante: Ocampos, Tecatito, Munir y Martial.

El entrenador de la Real alineó en el eje a Zubimendi, y sustituyó sorprendentemente a Sorloth por Isak en la punta de ataque.Este tuvo una insólita oportunidad para meter gol en la primera parte que no dejó indiferente a nadie. Su disparo fue desgraciadamente desviado por las piernas de su compañero Portu, situado justo delante de la línea de gol.

La segunda parte llegaba con todo abierto. El Sevilla comenzó a levantar cabeza con la entrada de Jordán y la vuelta a una estrategia más habitual, especialmente por la banda derecha de Jesús Navas. Aun así, no fue suficiente para acorralar al conjunto vasco. Tras la entrada de David Silva al campo, la Real protagonizó 10 minutos sin un parar de ocasiones que dejó a más de uno sin respiración en el Sánchez-Pizjuán.

Portu cabeceó al palo; Dmitrovic paró un remate de Augustinsson en propia puerta; Silva disparó, hasta en dos ocasiones, dentro del área; Delaney desvió un claro gol de Januzaj. Hasta cinco oportunidades que no terminaron el gol y dejaron con un mal sabor de boca a jugadores y aficionados.

Así, mientras que La Real tuvo varias ocasiones, el Sevilla trataba de salir adelante sin apenas fuerzas. Montiel tuvo dos llegadas por banda que no dieron ningún fructífero resultado. La tensión de ambos equipos por no querer salir solo con un punto no fue suficiente para la llegada de algún gol.

El duelo finalizó con un empate a cero, pero con un Real Sociedad claramente dominante.

Share:

editor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.