La exposición presenta más de cien obras realizadas por el artista en los últimos diez años de su trayectoria

Junto a las pinturas y dibujos más reconocidos del artista, Rubén Guerrero, se presentan en primicia maquetas, seleccionadas por el propio autor, que utiliza como fase previa a la realización de sus cuadros. Varias de las obras, a excepción de dos de ellas, estarán incorporadas en un “display” expositivo a modo de mesa que permite observar las obras desde diferentes ángulos.

Rubén Guerrero
Rubén Guerrero en su exposición del Centro Andaluz de Arte Contemporáneo. Fuente: Instagram @caac_sevilla

 


La organización del Centro Andaluz de Arte Contemporáneo señala que Guerrero en su trabajo creativo utiliza imágenes con formas, tonos y colores, que a veces resultan familiares, sin trabajar con un concepto a previo. “Quiero que cada obra tenga una condición individual y que se defienda por sí misma” declara el artista andaluz. La única condición común de todas sus composiciones parte de “la renuncia al concepto de cuadro-ventana”, afirmando que sus obras están al servicio de la pintura.

Son varios los críticos que han comentado la exposición. Joaquín Jesús Sánchez, “su obra produce una cascada de espejismos”, “Este continuo escapismo de su obra permite una cascada igual de fragmentaria y rica de interpretaciones”.

Pese a que la Junta ha señalado que el potencial de la exposición recae, en su mayoría, en las pinturas y dibujos, el crítico Ángel Calvo Ulloa afirma que las maquetas no ocupan el lugar de un modelo, puesto que plantea una alteración en las lógicas de percepción.

El Claustrón Sur, espacio dedicado a la exposición de Rubén Guerrero, se divide en varias salas. Una de ellas está completamente dedicada a su obra en papel, siendo determinada por el propio artista como “la más directa”, y finaliza la muestra con un “nuevo gran cuadro”, con un guiño a Hugo Ball y el dadaísmo.

Share:

editor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.