El Hospital El Tomillar en Alcalá de Guadaíra (Sevilla) ha creado una iniciativa que se basa en la idea de “humanizar” la asistencial entre los menores que acudan al centro hospitalario. Dicho programa tiene como objetivo acompañar a los menores que se sometan a una cirugía con un peluche o objeto cercano, “aportándoles seguridad en un entorno extraño y, con ello, la reducción de la ansiedad en el proceso de la cirugía”.

Es decir, según la Junta de Andalucía, de esta forma los niños sentirán un menor temor para enfrentar la situación desconocida y estarán acompañados. A su vez, según Mercedes Echevarría, del hospital de Valme, opina que este proceso puede ayudar al control emocional en los pequeños, muy necesario para el proceso previo de sedación.

De esta forma, esta iniciativa beneficiará a 700 menores que se someten cada año a cirugías ambulatorias. Con edades comprendidas desde los 3 años hacia adelante. Este grupo de menores, suele enfrentarse a patologías relacionadas con la otorrinolaringología, seguido de urología, traumatología y cirugía general.

En este sentido, el Hospital El Tomillar lo considera una estrategia necesaria ya que en los hospitales suele existir un entorno rodeado de protocolos asistenciales, circuitos que pueden afectar a la psicología del niño. Por lo que es necesario que se proteja al menor transmitiéndole la mayor tranquilidad y seguridad posibles.

Share:

editor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.