La empresa de limpieza Lipasam, perteneciente al Ayuntamiento de Sevilla, suma a sus equipos de limpieza nueva maquinaria como refuerzo en el fregado de pavimentos. Así, se mejora la higiene y el baldeo de las calles de la ciudad.

Por tanto, la empresa ha puesto en marcha dos máquinas fregadoras que, novedosamente, utilizan agua caliente a presión. Primeramente se han alquilado para replantearse su futura adquisición tras probar su efectividad.





La funcionalidad de esta maquinaria permite un fregado intensivo de los pavimentos, que no solo se aprovechará en el Casco Antiguo y alrededores, sino que también se destinará a las zonas de mayor concurrencia de los barrios. Las pruebas se vienen efectuando desde la pasada semana con resultados muy satisfactorios.

Sin embargo, este servicio seguirá de prueba en los próximos meses. En concreto, dos equipos realizarán los trabajos de limpieza compuestos por una máquina decapadora/fregadora y un trabajador. Para ello utilizarán agua a 90 grados para desincrustar la suciedad.





Se trata de un nuevo tratamiento más lento de lo habitual, dada la temperatura y precisión utilizadas. Los trabajos se realizarán tanto por la mañana como por la noche, turnos en los que descienden las temperaturas.

Además otros equipos de baldeo se desplazan por la ciudad, sumando un total de 41 equipos de gran capacidad, 12 mini-baldeadoras y 12 de alta precisión. Esto también supone la contratación de 125 personas más de las 1.194 con las que ya se contaba.

Share:

editor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.