Agentes de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía y del Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil investigan la muerte de tres ejemplares de quebrantahuesos en la provincia granadina. Fuentes de la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible indican que puede tratarse de un envenenamiento y se encuentran a la espera de los resultados. Los restos de las dos hembras y el macho jóvenes fueron localizados el pasado lunes y trasladados al laboratorio del Centro de Análisis y Diagnóstico de la Fauna Silvestre de Málaga. Se ha identificado a un posible responsable de las muertes.

El equipo, compuesto por técnicos de la Estrategia Andaluza contra el Veneno y del Plan de Recuperación y Conservación de las Aves Necrófagas de Andalucía; agentes de Medio Ambiente, efectivos del Seprona y del Servicio de Rescate de Montaña de la Guardia Civil, han inspeccionado la zona para limpiar el veneno y recopilar más pruebas. Andalucía es referente en la recuperación y cría de quebrantahuesos, un ave en peligro de extinción, logrando este año el nacimiento en cautividad de diez pollos en el centro de la Junta de Andalucía situado en Jaén.

Share:

editor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.