El conductor del accidente que se produjo el pasado 8 de junio en el kilómetro 3,600 de la SE-30, ha sido detenido por el Grupo de Investigación y Análisis de Tráfico (GIAT). El individuo, que dio positivo en la prueba de drogas, se dio a la fuga tras colisionar el turismo con una motocicleta dejando al motorista herido en la calzada.




La detención tuvo lugar en el domicilio del conductor a las 21,00 horas del mismo día del incidente. El detenido ya se encuentra a disposición judicial, al igual que el vehículo con el que se produjo el siniestro.

Gracias a la declaración de varios testigos que presenciaron el choque y a la colaboración de la Jefatura Provincial de Tráfico, la investigación de lo ocurrido ha resultado un éxito.




A la espera de que un juez dicte sentencia, el conductor se enfrenta a la presunción de varios delitos como pueden ser conducción temeraria y lesiones por imprudencia y abandono del lugar del accidente. Esto se traduce en una pena de hasta cuatro años de prisión.

Share:

editor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.