En tiempos de covid19, las universidades han tenido que renovar sus planes de estudio y enseñanza para llegar a todos aquellos estudiantes que no puedan asistir a los centros educativos. El coronavirus ha sido un gran obstáculo para las universidades. Muchas de ellas se han visto forzadas a idear alternativas para solucionar problemas en tiempo récord. Una de ellas ha sido la universidad sevillana de Pablo de Olavide (UPO), que ha tenido que modificar algunos de sus estamentos.

A través de un comunicado, la UPO ha afirmado que, durante el periodo de exámenes, los alumnos confinados a causa del coronavirus “no podrán acudir para la realización de ninguna actividad académica, incluidas evaluaciones presenciales”. Estos estudiantes deberán informar de su situación y, en la medida de lo posible, se les podrá evaluar de forma online “si el profesorado lo estima conveniente, la evaluación de la asignatura lo permita y cuenta con recursos para ello”. Si no fuera así, se les realizará una nueva prueba fuera de la fecha prevista.

Esta medida se ha adoptado debido al crecimiento exponencial de casos covid entre estudiantes. Así pues, la universidad contempla un protocolo de actuación para “anticipar y paliar posibles incidencias”. Del mismo modo, el uso de las mascarillas en espacios abiertos y la obligatoriedad de contar con el pasaporte Covid para entrar en la cafetería.

Alumnos
Estduantes.
Share:

editor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.